El Rey Carlos III: entre la corona y la controversia

El Rey Carlos III: entre la corona y la controversia
Carlos III

Las inquietudes de Carlos en el trono de Inglaterra son evidentes, ya que no puede ocultar sus emociones. El 10 de noviembre de 2023, durante la ceremonia de apertura del Parlamento, se reflejó el cambio radical en la vida de Carlos. Parece que el Rey todavía no se ha adaptado completamente a esta transformación.

El 7 de noviembre de 2023, durante la ceremonia de apertura del Parlamento, Carlos III pronunció su primer discurso como Rey. Este día, junto con su ascenso al trono y su coronación, fue uno de los más significativos de su vida. La imagen de Carlos con la Corona Imperial del Estado en su cabeza, ejerciendo sus funciones institucionales, no solo simboliza el poder de la monarquía, sino también la existencia completamente transformada del Rey en el último año. Sin embargo, lo que más parece pesarle es la reducción de su libertad personal, especialmente en términos de expresar opiniones sobre temas que le son queridos.

Durante la apertura del Parlamento, el Rey Carlos III enfatizó su firme intención de continuar con las tradiciones del reino y el legado de la Reina Isabel. La homenajeó al inicio de su discurso en el Palacio de Westminster. El monarca llevó la Corona Imperial del Estado, un objeto de gran importancia en el Tesoro Real utilizado en las coronaciones y para la ceremonia de apertura del Parlamento.

Carlos hizo hincapié en que se respetaran todas las tradiciones asociadas al evento. Viajó al Palacio de Westminster en la Carroza del Jubileo de Diamante, utilizada por primera vez en 2014. Antes de su llegada al Parlamento, se inspeccionaron los sótanos de Westminster para prevenir una conspiración similar a la “Conspiración de la Pólvora” de 1605. Durante su viaje, un miembro del Parlamento fue retenido como “rehén ceremonial” en el Palacio de Buckingham, una costumbre que data de Carlos I.

Para la ceremonia, la princesa Ana asumió la prestigiosa posición de Gold Stick in Waiting, acompañando a su hermano desde el Palacio de Buckingham hasta el Palacio de Westminster. Esta imagen también es una metáfora de la verdadera relación entre Ana y Carlos, quienes, según la historiadora Marlene Koenig, siempre han estado muy unidos.

Durante la ceremonia, el Príncipe William se encontraba en Singapur participando en el evento Earthshot Prize 2023, mientras que Kate Middleton se quedó en casa preparando al Príncipe George para sus exámenes escolares. Con Harry y Meghan fuera de juego, los Príncipes de Gales son quienes deben soportar el peso de la Corona junto a Carlos III. En particular, Kate es vista como un personaje clave en la monarquía.

La nueva realidad existencial de Carlos ha implicado una notable reducción de su libertad personal. Según la prensa británica, este es el cambio que más temía el Rey y al que aún no se ha adaptado completamente.