Explosión en el Rainbow Bridge: conmoción en la frontera entre Estados Unidos y Canadá

Explosión en el Rainbow Bridge: conmoción en la frontera entre Estados Unidos y Canadá
Incidente Rainbow Bridge

La preocupación por posibles actos terroristas se ha vuelto a apoderar de Estados Unidos. Un suceso impactante ocurrió en el icónico puente Rainbow, sobre las majestuosas Cataratas del Niágara, un lugar siempre bullicioso de turistas en la frontera con Canadá.

Sin embargo, afortunadamente, la preocupación se disipó durante la noche. La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, afirmó rotundamente que, por el momento, no hay indicios de terrorismo.

El saldo trágico se limita a un agente de la patrulla fronteriza y un transeúnte heridos, sin embargo, las dos personas que se encontraban en el vehículo perdieron la vida. A pesar de esta tragedia, en vísperas del Día de Acción de Gracias, cuando millones de personas viajan por toda América, la situación podría haber sido mucho más catastrófica.

Un testigo en Ontario, Mike Guenther, dio un estremecedor relato a la BBC. Según él, vio cómo un vehículo circulaba a una velocidad vertiginosa de 100 millas por hora (160 km/h) en el puente Rainbow, para luego volar por los aires y explotar en una «bola de fuego».

El incidente tuvo lugar poco antes del mediodía, a las 18:00 en Italia, cuando un vehículo proveniente del lado canadiense de la frontera con Estados Unidos explotó tras acelerar durante el proceso de control en el punto de revisión, mientras se dirigía hacia una zona de revisión secundaria. Las autoridades aún desconocen qué fue lo que ocasionó la explosión. Fox News fue el primero en mencionar la posibilidad de un acto terrorista, citando fuentes confidenciales.

El FBI ha calificado la situación como «muy cambiante», pero el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, la ha descrito como «una situación sumamente grave». Agencias federales, la policía de Nueva York y la patrulla fronteriza están trabajando arduamente para reconstruir la secuencia de los eventos, apoyándose en las grabaciones de las cámaras de seguridad.

Aunque las fuerzas del orden aún no han emitido ninguna declaración oficial, es evidente que la preocupación está centrada en el conflicto en el Medio Oriente y la posibilidad de actos terroristas. Esto ha llevado a todas las ciudades de Estados Unidos a reforzar la seguridad en lugares sensibles en las últimas semanas. Hace tan solo una semana, el director del FBI, Christopher Wray, declaró ante el Comité de Seguridad Interior de la Cámara que el FBI no contaba con información que indicara «la intención y capacidad de Hamas para llevar a cabo operaciones dentro de Estados Unidos». Sin embargo, enfatizó que no se puede descartar dicha hipótesis.

Por precaución, se han cerrado todos los puentes que conectan Estados Unidos con Canadá y se ha procedido a evacuar todos los edificios gubernamentales. Dado que esta semana es de vacaciones por el Día de Acción de Gracias, la festividad más importante en Estados Unidos, se han intensificado los controles de seguridad en aeropuertos y estaciones de tren de manera inmediata.