Luz sobre oscuridad: récord guinness en diwali a pesar de preocupaciones ambientales

Luz sobre oscuridad: récord guinness en diwali a pesar de preocupaciones ambientales
Diwali

En la India, el domingo pasado millones de personas se unieron para celebrar el Diwali, estableciendo un récord mundial Guinness con la mayor cantidad de luminosas lámparas de aceite de barro. Este evento tan esperado coincidió con un incremento de las preocupaciones sobre la calidad del aire en el país del sur de Asia.

A lo largo y ancho del país, hogares y calles se vistieron de luces multicolores en honor al festival hindú anual de la luz, que simboliza la victoria de la luz sobre la oscuridad. Sin embargo, el verdadero espectáculo de iluminación masiva tuvo lugar en el río Saryu, en Ayodhya, en el estado de Uttar Pradesh, el lugar de nacimiento del dios Ram, la deidad más venerada.

Al anochecer del sábado, los devotos encendieron más de 2.22 millones de lámparas y las mantuvieron ardiendo durante 45 minutos mientras los himnos religiosos hindúes resonaban en las orillas del río, estableciendo así un nuevo récord mundial. El año anterior, tan solo se encendieron 1.5 millones de lámparas de barro. Tras el conteo de las lámparas, representantes del Libro Guinness de los Récords Mundiales entregaron un certificado de récord al principal funcionario electo del estado, Yogi Adityanath.

Más de 24,000 voluntarios, en su mayoría estudiantes universitarios, se unieron para preparar este nuevo récord. Pratibha Goyal, vicerrectora de la Universidad Dr. Ram Manohar Lohia Avadh en Ayodhya, fue una de las organizadoras destacadas.

Diwali, un feriado nacional en la India, se celebra socializando e intercambiando regalos con familiares y amigos. Muchos encienden lámparas de aceite de barro o velas, y se lanzan fuegos artificiales como parte de las festividades. Durante la noche, se dedica una oración especial a la diosa hindú Lakshmi, quien se cree que trae suerte y prosperidad.

Durante el fin de semana, las autoridades pusieron en marcha trenes adicionales para poder acomodar a la gran cantidad de personas que intentaban llegar a sus ciudades natales para unirse a las celebraciones familiares.

El festival llegó en un momento en que las preocupaciones sobre la calidad del aire en la India estaban en aumento. La semana pasada, el índice de calidad del aire alcanzó un nivel peligroso de 400-500, más de 10 veces por encima del umbral de seguridad global. Este nivel puede causar bronquitis aguda y crónica, así como ataques de asma. Sin embargo, el sábado, una inesperada lluvia y un fuerte viento mejoraron la calidad del aire a 220, según informó la Junta Central de Control de la Contaminación del gobierno.

Se espera que los niveles de contaminación del aire aumenten nuevamente después de que las celebraciones del domingo por la noche lleguen a su fin, debido a los fuegos artificiales utilizados.