Revelación impactante: ¿qué hizo el gobierno danés a las mujeres inuit?

Revelación impactante: ¿qué hizo el gobierno danés a las mujeres inuit?
mujeres inuit

En el corazón de Groenlandia, se ha descubierto una revelación impactante que ha dejado a todos conmocionados. Durante las décadas de los sesenta y setenta, el gobierno danés llevó a cabo una cruel y discriminatoria práctica en la que implantó espirales anticonceptivas en muchas mujeres de origen inuit sin su consentimiento. Ahora, sesenta y siete de estas valientes mujeres han solicitado una compensación de 40.000 euros cada una al gobierno danés y están dispuestas a llevar su demanda a los tribunales si no se satisfacen sus demandas.

Este triste episodio es solo el último de una serie de acciones discriminatorias hacia la población nativa de Groenlandia, una isla que, aunque posee una amplia autonomía desde 1814, sigue bajo el control del Reino de Dinamarca. ¿Cuál fue la razón detrás de estos implantes forzados? El gobierno danés intentaba limitar el crecimiento demográfico de los nativos de Groenlandia, una clara muestra de discriminación y falta de respeto hacia una cultura ancestral.

Durante años, esta situación permaneció oculta al público en general, hasta hace apenas seis años. Fue Naja Lyberth, una de las mujeres afectadas, quien reveló que durante un examen médico en la escuela le habían implantado un dispositivo anticonceptivo sin su conocimiento ni consentimiento. Esta práctica no solo les impidió a muchas mujeres tener hijos, sino que también les causó graves problemas de salud. Muchas de ellas sufrieron intensos dolores, hemorragias e infecciones, problemas que fueron ignorados durante años y que llevaron a algunas mujeres a someterse a una histerectomía.

Aunque Lyberth sacó a la luz este asunto hace años, no fue hasta el 2022 que la opinión pública danesa realmente prestó atención gracias a un podcast titulado «Spiralkampagnen», producido por la televisión pública danesa. Este podcast reveló que entre 1966 y 1970, cerca de 4.500 mujeres inuit recibieron un implante anticonceptivo, lo que representaba aproximadamente la mitad de las mujeres en edad fértil en Groenlandia.

Pero estas acciones discriminatorias no se detuvieron ahí. En 1951, el gobierno danés separó a 22 niños inuit de sus familias en nombre de un experimento social. Solo en el 2020, las autoridades danesas se disculparon con la comunidad inuit por este terrible acto.

Después de la difusión del podcast en 2022, tanto el gobierno danés como el gobierno autónomo de Groenlandia decidieron establecer una comisión de investigación independiente. Esta comisión se está enfocando en las prácticas anticonceptivas en Groenlandia desde 1960 hasta 1991, año en que Groenlandia obtuvo el control de su sistema de salud. A pesar de algunos obstáculos, la comisión comenzó su trabajo en mayo y tiene como objetivo presentar sus conclusiones en la primavera de 2025.

En medio de este oscuro capítulo en la historia de Groenlandia, es fundamental resaltar la importancia de la verdad y la justicia para sanar las heridas del pasado. La revelación de estas prácticas inhumanas ha conmovido profundamente a la sociedad danesa y ha llevado a una crítica reevaluación de la relación entre Dinamarca y Groenlandia.