¡Revolución Ambiental! La UE prohíbe los brillos y cambia todo lo que conoces sobre productos de belleza

¡Revolución Ambiental! La UE prohíbe los brillos y cambia todo lo que conoces sobre productos de belleza
brillos

La Unión Europea acaba de anunciar un cambio histórico en la regulación de productos que contienen purpurina y microplásticos, a través de la Directiva 2023/XXX. A partir del 15 de octubre, una amplia variedad de productos ya no podrá ser comercializada en el mercado europeo. Esta medida, respaldada por evidencia científica proporcionada por la Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA), forma parte de un plan más amplio para abordar el creciente problema de la contaminación por microplásticos, que ha tenido un impacto devastador en los ecosistemas marinos y terrestres, e incluso en la salud humana.

El objetivo principal de esta nueva regulación es reducir en un 30% la contaminación por microplásticos para el año 2030, en línea con el plan de acción para la economía circular. Los microplásticos, pequeñas partículas sintéticas de polímeros de menos de 5 mm de tamaño, que no son solubles ni degradables, se han convertido en una creciente amenaza para el medio ambiente. Solo en un año, se añadieron intencionadamente alrededor de 42,000 toneladas de microplásticos a productos y se dispersaron en la Unión Europea.

La prohibición afecta a una amplia gama de productos, incluyendo las purpurinas sueltas, que a menudo se utilizan en cosméticos como sombras de ojos, esmaltes de uñas, labiales y cremas corporales. Estas pequeñas partículas brillantes, una vez liberadas en el medio ambiente, han contribuido significativamente a la contaminación por microplásticos. Además, la directiva también aborda productos cosméticos que contienen microgránulos para la exfoliación o la modificación de la textura, fragancia o color. Otros productos afectados incluyen detergentes y suavizantes para la ropa que contienen microesferas, fertilizantes, productos fitosanitarios en forma de gránulos, algunos medicamentos, dispositivos médicos y juguetes. Sorprendentemente, incluso los materiales granulares utilizados en superficies deportivas artificiales, como el césped sintético ampliamente utilizado, han sido incluidos en la lista de productos sujetos a la prohibición. Estos últimos representan la principal fuente de microplásticos deliberados en el medio ambiente.

La decisión de la Comisión Europea ha sido recibida como un paso crucial en la protección del medio ambiente. Busca limitar la adición intencionada de microplásticos en productos sujetos a la legislación REACH de la UE sobre sustancias químicas.

Sin embargo, la directiva también establece períodos de transición para permitir que las industrias y empresas afectadas se adapten a las nuevas regulaciones. Por ejemplo, se ha establecido un período de 8 años para que los campos deportivos artificiales adopten alternativas ecológicas, mientras que los cosméticos tendrán entre 4 y 12 años, dependiendo de la complejidad de la reformulación. La restricción europea también contiene exenciones para productos que, aunque contienen microplásticos, no los liberan en el medio ambiente o los reducen al mínimo. Esto se aplica a algunos materiales de construcción y actividades industriales reguladas.

Es evidente que la Unión Europea está tomando medidas concretas para abordar esta crisis ambiental y proteger nuestros ecosistemas y nuestra salud. Es fundamental que otros países y regiones sigan su ejemplo y adopten medidas similares. Solo a través de la colaboración a nivel global podremos enfrentar efectivamente el desafío de la contaminación por microplásticos y asegurar un futuro sostenible para las próximas generaciones. Todos tenemos el poder y la responsabilidad de hacer nuestra parte en la protección de nuestro planeta. ¡Actuemos ahora antes de que sea demasiado tarde!